Viva Suecia: “Hemos alcanzado muchos de nuestros sueños, así que ahora soñamos más alto”

Viva Suecia es una de esas bandas que cuidan con mimo todo lo que hacen, exigentes con ellos mismos, esmerados en cada detalle. Se conocieron como grupo a finales de diciembre de 2013 y pocos meses después ya tenían su primer EP de cinco canciones producidas por Paco Román (Neuman). La banda murciana formada por Rafa Val (voz y guitarra), Jess Fabric (bajo), Alberto Cantúa (guitarra) y Fernando Campillo (batería), no ha dejado de asombrarnos y sorprendernos desde sus inicios con un puñado de deliciosas canciones rebosantes de sensibilidad, energía y vitalidad. Lo pudimos comprobar en aquel primer EP de título homónimo y ahora se revalidan con “La Fuerza Mayor” (Subterfuge, 2016), su primer trabajo de larga duración, en el que a los temas de su primer EP se suman seis temas nuevos. Hablamos con ellos sobre su primer disco, sus planes actuales y las muchas expectativas que sobre ellos se tienen.

Vuestro nombre aparece frecuentemente en todos los medios especializados como una de las bandas revelación. ¿Qué os sugiere esta afirmación? 

Entendemos que es un indicador de que se están haciendo las cosas bien. Es cierto que en el tiempo que llevamos juntos hemos cuidado con mimo todo lo que ha salido de Viva Suecia, no sólo lo estrictamente musical. Es una responsabilidad enorme que nos encanta asumir y vamos a seguir luchando para consolidar la banda entre medios y público.

¿Cuáles fueron vuestros primeros escarceos en esto de la música antes de Viva Suecia?

En mi caso (Fernando) estuve en dos grupos a los que le debo parte de mi formación como baterista (Vesselt y Fred Vuela). En ambos grupos hacíamos algo aproximado al post-rock melódico. El más interesante en cuanto a vida musical pasada es Jess. Tocaba el bajo en The Ginger Lynss ¡¡¡vestido de cura!!!. Ah! y según dice él, tocó el saxo en Ella Baila Sola, pero nosotros no nos lo creemos del todo.

¿Ha cambiado mucho vuestra vida en estos dos últimos años? 

No podemos decir que nos haya cambiado la vida, seguimos como antes, con nuestros trabajos, familias, amigos. Aunque con menos tiempo para dedicarles, eso sí.  Lo que sí hemos cambiado son los sueños, ya que como en estos dos años hemos alcanzado muchos de ellos, hemos tenido que renovar algunos. Ten en cuenta que soñábamos con grabar, con compartir escenario con algunos de los artistas que admiramos, tocar en festis, sacar un disco con Subterfuge, y bueno, todo eso se ha ido cumpliendo, así que ahora soñamos un poco más alto, pero con la misma o más ilusión.

Hablemos de vuestro primer álbum “La Fuerza Mayor” (edición ampliada del EP de 2014). ¿Cuál es el leitmotiv que lo inspira? 

El álbum no está concebido de una manera conceptual en lo referente a los textos. El título se refiere más bien a la urgencia y la necesidad de la creación del mismo. Es una obra que nos llevó a todos por un camino común y nos obligó a sacar lo mejor de nosotros.

Lo que me gusta de la estructura de vuestros temas es que van creciendo en intensidad hasta alcanzar esos desarrollos que las hacen grandes. 

Esto es algo que nunca nos hemos sentado a hablar y es cierto que casi sin querer se ha convertido en marca de la casa, y creemos que forma un poco parte de nuestra forma de ser trasladado a la música. Quizás también por las influencias del post rock sobre todo de Fernando, pero bueno, no descartamos temas más intensos o directos en un futuro, aunque siempre intentando conmover al que se siente a escucharlos. Sea como sea, la estructura de la canción tiene que emocionarnos a todos para sacarla a la luz, somos muy exigentes con eso.

Hay canciones que suenan épicas. Otras más evocadoras y nostálgicas. Pero todas ellas tienen una carga de sensibilidad elevada. ¿Cuánto hay de autobiográfico en este disco? 

Gran parte, sin duda. No obstante, al final se trata de contar historias personales que se adaptan perfectamente al esquema de lo que todo el mundo ha llegado a vivir en algún momento de su vida. Más que una explicación detallada de un momento concreto, es algo así como un patrón en el cualquiera se puede ver reflejado de alguna manera.

Habladnos sobre lo que suponen estos dos nombres para Viva Suecia: Paco “Neuman” y Subterfuge. 

Paco Neuman fue el primero en confiar en Viva Suecia cuando tan solo había un puñado de canciones en el local de ensayo. Ni siquiera habíamos tocado en directo. Creyó en esto tanto como nosotros y no dudó en producir aquel primer EP sin buscar nada a cambio. Solo un amigo hace eso , y Paco es eso, además de un genio, un amigo. Y Subterfuge es uno de esos sueños de los que hablábamos anteriormente. Desde adolescentes estábamos atentos a sus discos, a sus bandas, los Stereopartys, imagina. Por Subterfuge han pasado muchos de nuestros referentes. Que un día te llamen y te digan que les gusta tu música, que quieren que formes parte del sello… Es formar parte de algo que ha hecho historia en nuestro país. Ahora Subterfuge además de nuestro sello, es nuestra familia, ¿y hay algo más grande que eso, la familia y la amistad?.

Para los que no somos de Murcia, ¿podéis explicarnos cuál es el ambiente y los factores que están contribuyendo a la aparición de tantos grupos? Según vuestro enfoque, ¿quién o quiénes fueron los artífices de ese boom? 

No creemos que haya “artífices” en lo que está ocurriendo en Murcia. Aquí siempre ha habido multitud de bandas haciendo mucha música y de estilos muy distintos. Lo que es indudable es que los que están ahí lo han conseguido por méritos propios. Es probable que ahora se haya puesto un poco más la lupa en nuestra región, pero de cualquier modo es innegable que el que se lo trabaja tiene más papeletas para darse a conocer.

Se os está siguiendo muy de cerca. ¿Con qué escenas musicales, grupos o artistas lo estáis haciendo vosotros? 

Bueno, aunque hay elementos comunes, cada uno nos decantamos por diferentes cosas. A nivel nacional, hemos compartido cosas con artistas que admiramos profundamente como McEnroe, Neuman, Modelo de Respuesta Polar o Rufus T Firefly. Hemos llorado la separación de Standstill, han sido un ejemplo para nosotros. Hemos flipado con lo último de Triángulo de Amor Bizarro. A nivel de escena estrictamente local hemos compartido locales, músicos, bolos e impresiones con Nunatak, Noise Box, Perro, Claim, La Maniobra de Q, Second. Y a nivel internacional, podemos pasarnos horas escribiendo: Wilco, The National, Low, Mogwai,… Y ya como rarezas las aportaciones de post rock sueco con grupos como Inmanu El o Ef.

En estos momentos, ¿cuáles son esos clásicos que nunca os cansáis de escuchar una y otra vez? 

No acabaríamos nunca si tuviésemos que hablar de la música que escuchamos, pero bueno, sí es cierto que hay bandas que siempre están con nosotros, son nuestros propios clásicos: Sonic Youth, Placebo, Standstill, Joy Division, Los Planetas, entre muchísimas otras bandas. 

¿Sesiones más íntimas o festivales ante cientos de personas? 

¿Por qué elegir una sola opción? Cada escenario tiene su magia, su encanto, y hasta el momento hemos disfrutado tanto de los conciertos masivos como aquellos más íntimos. Unos quizás son más eufóricos en los que manda la adrenalina, y en otros mandan los sentimientos, las emociones. Ambas sensaciones son mágicas.

¿Qué planes tenéis para el futuro inmediato? 

Los mismos de siempre desde el primer día: hacer las mejores canciones que podamos y trabajar duro para que lleguen a donde nos gustaría.

Deja tu comentario