Renato Russo: mito inmortal del rock brasileño

Renato Russo

Renato Russo

La época de oro del rock en Brasil tuvo, sobre las demás, una banda emblemática: Legião Urbana. Y un mito, Renato Russo, líder de la formación y convertido en leyenda del rock brasileño.

Desde 1995 hasta hoy, Legião Urbana ha vendido más de diez millones de copias y los dos discos que publicó en solitario Renato Russo más un tercero póstumo, dos millones.

Legião Urbana nació a partir de Aborto Elétrico, una banda de estilo punk que un jovencísimo Renato Russo había creado en Brasilia en 1978. Junto con Marcelo Bonfá, Eduardo Paraná y Paulo “Paulista” Guimarães, conforman los orígenes de la banda que nació en 1982. Al año siguiente, Paulista y Paraná dejan la formación original, y Dado Villa-Lobos entraría en el grupo como guitarrista. Legião Urbana comenzó con un sonido heredero del post-punk inglés para luego evolucionar hacia uno menos rockero y más folk. Pero es la intensidad emocional con la que cantaba Renato junto con el lirismo, profundidad y calidad de las letras lo que ha convertido en icono imperecedero tanto a Legião Urbana como a Renato Russo.

Renato Manfredini Junior nació el 27 de marzo de 1960 en Humaitá, pequeño barrio de clase media-alta del sur de Río de Janeiro. Pasó su infancia en Nueva York, y tras su regreso a Brasil, con 13 años acabaría instalándose junto con su familia en Brasilia. Voraz lector, cambió su apellido en honor a Bertrand Russell y Jean-Jacques Rousseau, pasando a ser, Renato Russo.

La mística que comenzaba a inspirar, no tardaría en generar serios desmanes en vivo. Legião Urbana tuvo que disminuir la frecuencia de sus conciertos llegando incluso a vetar algunas ciudades. Las letras poderosas de las canciones del grupo hablaban de las inseguridades emocionales y del nihilismo de la generación crecida durante la dictadura militar. Renato se convierte en representante de una juventud perdida por la llegada de fin de siglo y agitada por una crisis postmoderna que abate cada vez más al individuo. Lo que consiguió Renato fue transformar en poesía las inquietudes de toda una generación. Sus composiciones tuvieron un gran poder de comunicación y atracción. Renato encontró la poesía en hechos triviales, en cosas banales, en los encuentros y desencuentros amorosos, convirtiéndola esa poesía en música. Las inquietudes cotidianas de la juventud, los dramas personales, las alegrías, dolores y conflictos se plasman de una manera poética en las letras y canciones de las composiciones de Renato.

A los 18 años, Renato Russo, sorprendió a su madre cuando le reveló su homosexualidad: “Mamá, no me voy a casar con Ana Paula, porque encuentro a los hombres interesantes”. Tras un silencio que le parecería una eternidad, su madre contestó: “Está bien, hijo, pero no me traigas hombres a casa”. 

En 1993 Renato iniciaría su carrera en solitario lanzando el disco “The StoneWall Celebration Concert” (1994), un disco “militante”, ya que el título del álbum hace referencia al bar neoyorquino en el que en 1969 activistas gays se enfrentaron a la represión de los policías. Al año siguiente lanzó “Equilibrio Distante” (1995), en el que interpretaba canciones italianas como “Strani Amore” o “La Solitudine”.

Al igual que Cazuza, Renato Russo fallecería en 1996 con apenas 36 años por una serie de infecciones provocadas por el virus del sida, y a pesar que se lo descubrieron en 1989 nunca reveló públicamente su afección.

Con su muerte temprana se ha convertido en un clásico eterno, un ídolo para millones de personas que no dejan de maravillarse, fascinarse y divulgar sus ideas, letras, música y canciones.

Me quedo con una de sus frases: “Cuando se aprende a amar, el mundo pasa a ser nuestro”. Sí, así es su música: una invitación a amar la vida, el amor, los sueños, las ideas, la gente, lo cotidiano, los dolores o alegrías.

Deja tu comentario