Los vellos púbicos de Rhiannon Schneiderman

Estos días hemos visto en televisión como los escaparates de la tienda American Apparel en el Lower East Side de Nueva York se convertían en foco de todas las miradas. La razón es que la firma estadounidense ha presentado su campaña para San Valentín de una manera muy singular. Tres maniquíes femeninos con ropa interior transparente que dejan ver el vello púbico de las zonas íntimas. Los motivos, independientemente del impacto mediático que ha buscado la firma, pasan por resaltar la belleza natural de la mujer a la vez que promover el debate sobre el concepto generalizado de belleza femenina.

Recientemente, a su vez, la actriz Cameron Diaz se ha estrenado como escritora con el libro “The Body Book“. En uno de los capítulos del libro se declara en contra de la depilación femenina. Cameron Diaz declara: “El vello púbico sirve como una hermosa cortina para esa persona que está intentando descubrir tu sexualidad. Mantiene tus tesoros privados, lo que podría avivar a un amante a echar un vistazo a lo que tienes que ofrecer”.

La moda, la sociedad occidental de consumo y la cultura han ido creando durante los últimos años un modelo o estereotipo de mujer depilada, lampiña, exenta de pelos en las zonas íntimas y en otras partes del cuerpo. Llama precisamente la atención por esto mismo, este tipo de campañas publicitarias o declaraciones de actrices partidarias de una belleza más natural como es el caso de Cameron Diaz.

Y en esta línea quiero presentarte a Rhiannon Schneiderman, una joven fotógrafa americana que ha realizado una serie de 8 autorretratos con diversos modelos para la zona genital titulados “Lady Manes”.

A self-portrait series by Rhiannon Schneiderman

A self-portrait series by Rhiannon Schneiderman

A self-portrait series by Rhiannon Schneiderman

A self-portrait series by Rhiannon Schneiderman

 

Rhiannon Schneiderman ha querido llamar la atención, sorprender y hacer reflexionar a la gente sobre sus propias reacciones. Ha buscado escandalizar, de ahí esos vellos púbicos tan voluptuosos y teatrales que no dejan indiferente a nadie. Su deseo ha sido criticar los estándares de belleza y los patrones femeninos. “En cada uno de los retratos, estoy parada en una pose típica femenina, y a cada uno de los outfits le agregué su único y estilizado “Lady Mane”(Dama Melena). Una melena de dama es un seudónimo de vello púbico, arbusto, “pelo de abajo”. Para mí, esta serie busca emponderar a la mujer”, nos dice Rhiannon. Es como un “ya tuve suficiente” con respecto a lo que la sociedad quiere imponernos a machamartillo.

Y tú, ¿qué opinas sobre los atrevidos y transgresores autorretratos “Lady Manes”?

2 comments

    • Hola Yolanda!Lo que me gusta del trabajo de Rhiannon Schneiderman es la originalidad del planteamiento.Es provocador y un “ya está bien” sobre tantas imposiciones y prototipos de belleza que nos marca esta sociedad.Aunque mis gustos sean diferentes :-))

      Reply

Deja tu comentario