La Familia del Árbol: “Ha salido un disco maravilloso. Espiritual y psicodélico”

La Familia del Árbol

La Familia del Árbol

La Familia del Árbol, el duo ilicitano formado por Nacho Casado y Pilar Guillén, vuelven en septiembre con un nuevo álbum titulado “Odisea“, el segundo de su carrera. Fue allá por el 2009 cuando de la inquietud personal y estado de ánimo de Nacho nacieron varios temas que empezó colgando en internet y que terminaron por convertirse en la señas de identidad del proyecto musical de La Familia del Árbol. Eran canciones hermosas, intensas, melancólicas de melodías evocadoras que llegarían a formar parte de su disco debut “La Montaña y el Río” (Mushroom Pillow) y que ahora tienen continuidad en “Odisea” (Cydonia). Su primer álbum fue elogiado y admirado por crítica y público. Con convencimiento vehemente se llegó a hablar de él como uno de los mejores trabajos de música pop, folk de raíz española de los últimos tiempos. Ciertamente, porque la singularidad y belleza de las composiciones de La Familia del Árbol tienen una influencia folk rock de los setenta y pop de la Costa Oeste que les confiere ese aire retro y a la vez tan actual y fresco que ha puesto el foco sobre ellos y sobre la inminente salida de su nuevo trabajo. Con este motivo, charlamos con Nacho Casado sobre “Odisea”, sus influencias y la forma de componer y entender la música.

Imagino que serán días de mucha actividad, nerviosismo y expectación por la salida de vuestro próximo disco “Odisea”. ¿Cómo habéis vivido la grabación de este nuevo álbum y qué esperáis de su inminente lanzamiento?

Todo el proceso creativo fue muy intenso y ha ido muy ligado a nuestra vida personal. La grabación fue una maravilla, la hicimos en Valencia en el estudio que tienen Josh (Rouse), Xema y Cayo, “Rio Bravo”. Ellos valoran mucho mi forma de ver la música, tocar y cantar. De esa admiración mutua y del gran talento que tienen a la hora de saber qué buscaba, ha salido un disco maravilloso. Espiritual y psicodélico.

Ya lo dije hace poco en otra entrevista, no espero nada, el trabajo está hecho y ha quedado grabado como una etapa de mi vida. Ahora ya estoy en el siguiente disco.
 

“La Montaña y el Río”, vuestro álbum debut, fue editado por la conocida discográfica Mushroom Pillow. Este año habéis fichado por el sello Cydonia de Ramón Rodriguez (The New Raemon) con el que publicaréis “Odisea”.  ¿Cómo ha influido este cambio en el nuevo trabajo y qué vamos a encontrar de diferente con respecto al anterior?

Desde que lanzamos “La Montaña y el Río” ha ocurrido de todo. Empezamos a tocar mucho por España, después nos centramos en otros aspectos de nuestra vida personal y en “Odisea“. Nosotros vivimos la música de formal real y creo que ese cambio ha marcado en qué punto estamos realmente y que en mi caso hago música por la necesidad de sacar lo que llevo en mi interior, no por tocar en festivales o hacerme fotos para facebook. Ramón nos ayudó cuando más necesitabamos. Ese nuevo cambio era necesario.

El disco anterior es un disco de amor, onírico y escapista, totalmente ajeno al mundo actual. “Odisea” es más abierto, más celestial si cabe, algo más psicodélico, un pequeño guiño a esa música psicodélica de los sesenta, otra vez “Pet sounds” y “Magical Mistery Tour“, pero mezclado con canción de autor. Es un viaje nuevo y un amor altruista.
 

Vuestras canciones son herederas del folk británico de los setenta mezcladas con los sonidos de la Costa Oeste. ¿Qué hace que suenen tan frescas en la actualidad?

Gracias! No lo sé, quizás que vivimos esta época. No sabemos rememorar, y al final son instintos, es “tu Yo” visto desde fuera, es lo que sientes por la gente que tienes cerca.

Pocos álbumes de este tipo se escuchan. ¿Es una razón por la que funcionó tan bien “La Montaña y el Río” y la buena acogida que ya está teniendo “Ulysses” y “El viaje (Ulysses II), el single presentación de “Odisea”?

No lo sé, muchas veces me siento fuera de todos los círculos musicales actuales, vamos a nuestra onda, no me preocupan nada las modas sólo que las canciones sean buenas según nuestro criterio.

¿La música folkie nunca pasa de moda o hay poco interés por este estilo en nuestro país?

La verdad es que el interés es nulo para la masa, y ya pasada un poco la fiebre en Estados Unidos con algunas nuevas bandas, cada vez menos.

¿Qué suena fresco según vuestro parecer en el panorama musical?

Hay un montón de música interesante, lástima no tener más tiempo para buscar. Siempre me ha apasionado descubrir nuevos discos. Últimamente me ha gustado mucho el último álbum de Sufjan Stevens, Tame Impala o José Gonzalez, pero bueno, estos músicos están ya muy consagrados. Me muevo también por muchos discos de los 60/70. Volví a recuperar los discos de los Moody Blues.

Estáis muy interesados en la combinación de armonías, en la mezcla de varias voces, ¿en la letras también?

Las letras es algo mas catártico. Alguna vez he llegado a casa y si un pensamiento me ha estado atormentando todo el día intento dejarlo fuera en forma de algo creativo.

Se desprende sensibilidad y melancolía de vuestras canciones. ¿Son cualidades premeditadas?

La verdad no, la inspiración viene de dentro, nadie sabe porqué y qué hace que aparezca. Premeditados son los juegos de los instrumentos, las armonías vocales, qué hace cada cosa, eso es fácil porque lo veo rápido. Pero cómo será la canción lo decide ella misma.

En vuestros inicios llegastéis a tocar hasta con diez personas en el escenario. ¿Cómo enfocáis vuestros directos ahora?

Sí, por suerte hemos hecho cosas realmente bonitas y muy grandes para nuestra corta trayectoria. Hemos tocado con coros, secciones de viento, orquestas. Para este disco estoy haciendo presentaciones en solitario y cuando el concierto es más grande con la banda. Son dos conciertos diferentes pero los dos son muy emocionantes.

¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de La Familia del Árbol?

El mejor momento ha sido poder compartir con Pilar todos estos momentos y que tuviera tanta fe en mis canciones. Los momentos malos se olvidan aunque por suerte no hemos tenido muchos, somos afortunados.

¿Qué artistas y grupos conformarían vuestro cartel ideal de un festival?

La lista sería enorme, con lo que me gusta hablar de música. Nick Drake, The Beach Boys, The Byrds, Neil Young, The Beatles, Fleet Foxes, CSN, Simon & Garfunkel, Fairport Convention, Midlake, Grizzly Bear, Donovan, Iron & Wine, The Moody Blues, Pink Floyd, Marvin Gaye…

¿Por dónde os veremos próximamente?

Ahora en octubre iremos a Madrid para hacer promo en la Fnac, Rne Radio3. Después tocaremos con banda en el Festival Deleste y seguiremos con la promo y algunas salas por España. Posiblemente Galicia, Barcelona, Valencia…

Deja tu comentario