La autenticidad de la mujer en Günter Rössler

Günter Rössler

Günter Rössler

Cuando se habla de Leipzig,  ciudad alemana en el noroeste del estado de Sajonia, vienen a nuestra mente Bach, Napoleón o la caída del muro de Berlín y la reunificación de Alemania.

Pero igualmente y formando parte de la memoria visual de la antigua RDA, bajo la tutela moral del comunismo, nos encontramos “las chicas desnudas” del fotógrafo Günter Rössler nacido allí en 1926 y fallecido el último día de 2012 tras sufrir un ataque al corazón en la misma ciudad que le había visto nacer.

Günter Rössler se dedicó a la fotografía desde los años 50 y saltó a la fama con los desnudos que publicaba en las revistas Magazín y Sibylle.

Pero no fue hasta 1984 cuando en la revista Playboy en su edición de la Alemania Occidental se publica un reportaje suyo titulado “Chicas de la RDA” que le vale el apodo por el que será recordado y que él repudiaría: “el Helmut Newton del Este”.

Ambos alemanes, ambos retratistas de un tema único: la anatomía femenina. Les separaba que Newton se fue del país antes que los nazis se hicieran con el poder y Rössler se quedó en el territorio que el reparto aliado tras la finalización de la segunda guerra mundial concedería a Stalin, la RDA.

Rössler dejó claro las diferencias entre él y Newton cuando dijo: “Para mí, lo más importante es la autenticidad de la mujer, no la pose”. Lo cierto es que se puede decir que el canon de ambos fotógrafos es muy parecido, mujeres plantadas ante la cámara con un orgullo sexual altivo.

La fotografía de Rössler es una fotografía sin artificios, sin efectos que alteren el resultado, de gran naturalidad tanto en la luz como en las modelos. Fotos en las que nada distrae nuestra atención. Mujeres esbeltas y con curvas retratadas en blanco y negro, sin grandes escenarios.

Günter Rössler

Günter Rössler

Su primera exposición en 1979 fue un escándalo de alcance total. Las autoridades no censuraron la obra ni la Stasi le sometió a un interrogatorio, pero sí se prohibió que la galería fuese “visitada por escolares”.

Con la reunificación de Alemania y la llegada de revistas como Playboy, las “chicas” de Rössler cayeron en el olvido.

Poco antes de morir, gracias a su autobiografía ilustrada “Mujeres fuertes del Este” y el documental “La genialidad del instante” sobre su vida, volvió a estar presente.

Hay que agradecer a Günter Rössler su valentía al realizar un trabajo lleno “de color” que contrastaba con el gris de aquella Alemania comunista.

Günter Rössler

Günter Rössler

 

 

Deja tu comentario