¿Es la Twitteratura una nueva forma de Literatura?

En Twitter se hace, se habla y se escribe sobre literatura. Hay una forma de literatura que se adapta al formato de esta red de microbloggin. El fenómeno se conoce como twitteratura, la producción literaria a través de los 140 caracteres que permite esta red social.

Durante el “Social Media Week” que se ha celebrado simultáneamente en diferentes ciudades del mundo, Márcia Tiburi, escritora y crítica literaria brasileña, resaltó : “Podemos hacer una pequeña revolución en nombre de una vasta y larga literatura, que puede ser leída en cuenta gotas por los 140 caracteres de twitter”.

El profesor universitario de Quebec Jean-Yves Fréchette se refiere a la twitteratura como un espacio de libertad donde diferentes formas de expresión son posibles. Éste profesor junto con el periodista Jean-Michel Le Blanc fundaron en 2009 el Instituto de Twitteratura Comparada, recopilando material expuesto en twitter, y realizando seminarios, cursos y actividades.

Podemos asegurar que la twitteratura está reivindicando su lugar en la historia de la literatura. Aunque también es cierto que hay voces que han querido matizar que lo que aquí se encuentra es escritura pero no literatura. Thierry Crouzet, escritor y bloguero francés, que publicó una novela en 5.200 tuits es uno de ellos. No cree que esta moda viva demasiado.

Los inicios de la llamada twitteratura no están claramente definidos. Literatura más breve que la que se hace en twitter ya existía antes que apareciera esta red social. Ejemplo de ello podemos encontrarlo en los haikus, una forma de poesía tradicional japonesa, que no llega ni a los 50 caracteres. O en los microrrelatos, algunos tan conocidos como el de Augusto Monterroso : “Cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí”. O en los cuentos en 3 líneas del crítico y periodista francés Félix Féneón.

Puede ser que uno de los pioneros en utilizar esta red social para hacer twitteratura fuera Matt Stewart cuando en 2009 publicó en twitter su libro “La revolución francesa”, que no conseguía editor. Inicia una publicación diaria hasta poner su obra online con 3.700 tuits. El ejemplo se extendió a raudales en la twittesfera.

En 2010 el escritor y periodista en lengua catalana Jordi Cervera publicó en twitter su novela “Serial Chicken” sobre una gallina asesina, con motivo de la Semana Negra de Barcelona, evento dedicado al género policial.

Serial Chicken

Serial Chicken

Nacen nuevas experimentaciones como la del escritor mexicano Jose Cohen que escribe los primeros cuatro capítulos de una obra titulada “El Espejo” y anima a que otros escritores la continúen.

Los 140 caracteres que permite twitter, aunque en un principio pudiera pensarse que son una restricción, son más bien como hemos leído un estímulo creativo. Para el escritor Isaí Moreno el desafío que implica escribir en tan pocos caracteres y revisar una y otra vez eso que has escrito para que sea preciso y puntual, es como un misil: “Debe llevar potencia y puntería”.

La twitteratura ha impulsado claramente las vocaciones literarias. Y al tratarse de una red social tiene esa potencialidad increíble gracias al alcance viral. Además de la brevedad y la interacción inmediata con los usuarios.

Los experimentos en twitteratura no sólo se circunscriben a la creación literaria. La literatura se puede presentar por medio de las tan tuiteadas citas (versos o fragmentos de obras). Se han llegado a tuitear obras completas.

La cuenta del Museo del Libro Fadrique de Basilea , realizó un taller para estudiantes de la ESO en el que debían adaptar un capítulo de La Celestina para su publicación en twitter. En ocasiones se utilizó el lenguaje de los SMS. Al proyecto se le llamó Celestweetna.

Alexander Aciman y Emmet Rensin, resumieron de manera humorística 20 obras de la literatura universal en 20 tuits cada una.

Microcuentos, epigramas, microversos, twillers (thrillers en twitter), microrrelatos, aforismos, twitter se ha convertido en un medio de experimentación literaria. La twitteratura no solo está ayudando a modificar la forma de leer libros o creando una nueva manera de hacerlo, sino que podemos afirmar que también está ayudando a su difusión.

Y tú qué opinas, ¿es la twiterattura una nueva forma de literatura?.

 

2 comments

Deja tu comentario