¿En qué idioma cantas?

Hacía ya tiempo que no escuchaba a Sigur Rós. Cuando los descubrí allá por principios del 2000 me quedé deslumbrado. A todos mis amigos/as les hablaba de ellos, de su sonido, de la voz tan particular de Jónsi, de su peculiar manera de tocar la guitarra con un arco de cello, etc. Pero cuando les contaba que muchas de sus canciones las cantaban en un idioma inventado era cuando aparecía en sus rostros esa sonrisita irónica del que piensa “vaya música tan rara escucha este tío” .

Y estos días volviendo a escucharlos me he acordado de ese idioma inventado por ellos, el volenska. El nombre se debe a las variaciones del título de la canción “Von” de forma espontánea. Ese disco que se llamó “( )” contenía un libreto que estaba en blanco para que los oyentes escribieran las letras que las canciones les sugerían.

No dejaba de ser curioso ver a la gente en sus conciertos cantando esas canciones. Porque en realidad nadie sabía lo que estaba diciendo.

Aquí os dejo uno de sus videos de su último disco “Valtari” (2012).

Pero no ha sido el volenska el único idioma inventado para cantar.

Les Luthiers, por ejemplo, crearon el gulevache, idioma de Gulevandia (país ficticio) donde transcurre la trama de “Cardoso en Gulevandia” obra del grupo argentino. Hasta crearon un léxico y ciertas reglas gramaticales para dotar de más coherencia al idioma.

Tampoco los australianos Dead Can Dance han podido resistirse a cantar en un lenguaje inventado. Lisa Gerrard canta algunas canciones en lo que se denomina idioglosia, es decir en un lenguaje idiosincrásico, o lo que es lo mismo un lenguaje inventado o hablado por una o pocas personas.

Y a Adriano Celentano le debemos la lengua celentanesca. El cantante y actor se inventó este lenguaje para la canción ‘Prisencolinensinainclusol’. Es un lenguaje extraño, una especie de inglés retorcido en el que podemos reconocer la palabra ‘ol rait’ (all right).

Estamos en el año 1972. Celentano diría: “Es la rebelión de las convenciones. Incluso musicales”. Han pasado ya 40 años. Aún así, yo me sigo divirtiendo mucho con la canción y su puesta en escena. Os dejo el vídeo con presentación incluida. Atención a una jovencísima Raffaella Carrá.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.